Preguntas frecuentes e información

¿ En qué casos se puede acudir a este sistema de abogado gratis?

Por su propio funcionamiento ( el abogado sólo cobra si hay un resultado positivo, principalmente de recibir un dinero), este modo de trabajar se usa en aquellos casos en los que hay en juego una cantidad de dinero:

  • En el ámbito del Derecho Laboral: posibles indemnizaciones por despido, horas extras no pagadas, salarios de tramitación, incapacidades, etc.
  • En el ámbito del Derecho Penal: posibles indemnizaciones por accidentes de tráfico, lesiones por agresiones, etc.
  • En el ámbito del Derecho Civil: cantidades a recibir de herencias, rentas no pagadas, sanciones por incumplimientos de contratos, etc.

¿Que ventajas tiene este sistema?

Para el cliente:

  • Que puede contratar a un abogado sin hacer un desembolso inicial.
  • Que sólo va a pagar cuando realmente tenga el dinero “ en su bolsillo”, por lo que nunca arriesga nada, pues si no hay dinero no paga.
  • Que se asegura de que el abogado “se tomará las cosas en serio” o “será más diligente” porque sólo cobrará sin obtiene un resultado positivo.

Para el abogado:

  • Que va a tener clientes que de otra manera no conseguiría si tuviera que cobrar una cantidad inicial o cobrar un mínimo independiente del resultado.
  • Que seguramente la cantidad final que cobre, su porcentaje o “cuota litis” sea superior a lo que cobraría por el sistema normal de aplicación de normas de honorarios.

¿Que desventajas tiene este sistema?

Para el cliente:

  • Que con este sistema acabará seguramente pagando unos honorarios muy superiores a los que pagaría si hiciera un pago inicial. Es decir, le va a salir caro aplazar el pago al abogado. Por ejemplo: si se preve cobrar una indemnización por despido o accidente de coche de 18.000 €, según las normas de honorarios tradicionales el abogado le cobraría 3.000 € ( 1500 € al principio y 1500 € al final), pero con el sistema de la cuota litis, el abogado le puede pedir desde un 20% ( 3.600 €) a un 25% ( 4.500 € ) a un 30% ( 5.400 €).
  • Que si no tiene todo muy bien pactado con el abogado éste puede considerar terminado su trabajo en un momento dado porque no vea resultado y aún habría posibilidad de seguir hasta recibir el dinero.

Para el abogado:

  • Que sólo va a cobrar si el resultado es positivo y consigue aquello que prometió al cliente, y como en la justicia no todo depende del abogado, pues hay más partes o intereses en juegos ( el juez, la parte contraria, etc), se puede dar el caso de que aún teniendo razón su cliente y trabajando él muy bien, el resultado sea negativo.
  • Que va a tener una presión superior al trabajar así y se va a cuestionar su profesionalidad o buen hacer constantemente, pues el cliente sólo le valorará y pagará por el resultado, no por su asesoramiento, conocimientos y servicios quizás muy bien prestados pero con no tan buen resultados.
  • Que se puede encontrar con situaciones como que haga un trabajo excelente, consiga una sentencia condenatoria por ejemplo para la empresa de una alta cantidad pero el cliente no la llegue a cobrar porque la empresa se declare en “suspensión de pagos” y él aún obteniendo un buen resultado no cobre.
  • Que le contraten personas que realmente hacen peticiones no fundadas o basadas en mentiras ( ej. reclamar por falsas lesiones, daños en los coches autoprovocados, reclamar cantidades por despidos improcedentes cuando el despido era realmente procedente porque no cumplía con su trabajo, etc) porque no se juegan nada y utilicen al abogado “ a ver si cuela”.