Justicia gratuita, funcionamiento y ejemplos

En todos los casos que sea necesario, una persona puede solicitar y se le designará un abogado gratis de oficio, pero para que le salga gratis luego hay que cumplir unos requisitos que serán estudiados para determinar si debe o no pagar.

El proceso sería el siguiente: Ej: un hombre es denunciado por su mujer por malos tratos y es detenido y llevado a Comisaría. Le tienen que tomar declaración en la que obligatoriamente debe estar asistido para asegurarse de que se respeten sus derechos y la ley, pero él no conoce a ningún abogado. Se le ofrece y él acepta el uno gratis de oficio y le asiste en la Declaración.

Pero luego ese abogado le solicitará que rellene unos formularios y aporte una documentación ( patrimonio, ingresos, rentas o pensiones que recibe, situación familiar, etc) que será estudiada por la Comisión de Justicia Gratuita, quien decidirá:

  • Que esa persona no tiene ingresos o medios suficientes para pagar al abogado y le conceden el Derecho a la Asistencia Jurídica Gratuita, por lo que tiene “ abogado gratis” y es el Estado es el que paga.
  • Que esa persona sí tiene medios para pagar, por lo que será el abogado el que cobre directamente al cliente.

En resumen, cada vez que lo necesite, todos tendrán derecho a una asistencia gratuita, pero no siempre es gratis.

Por ello, aquella persona que quiera iniciar un pleito o tenga que ser defendida en algún asunto y quiera solicitar un Abogado gratis de oficio, deberá solicitarlo e informarse de qué requisitos se exigen para que le concedan la Asistencia jurídica gratuita.

Pero si no cumple los requisitos para litigar de manera gratuita, quizás le compense más contratar a uno particular, porque:

  • Elegirá al que él quiera, con experiencia o conocimientos en el campo legal que necesite, o recomendado por alguien, o de confianza, cosa que quizás nunca tenga el de oficio.
  • Pactará de común acuerdo los honorarios que le va a pagar y el modo y tiempo de pago y evitará desagradables sorpresas, pues si pide justicia gratuita y luego no se le concede no habrá posibilidad de negociar.
  • Se evitará la tardanza en esperar que le sea asignado uno.

Ahora bien, se elija lo que se elija, si se opta por el Abogado gratis de oficio, por supuesto que si es un buen profesional, deberá darle el mismo servicio que a cualquiera otro de sus clientes, pues cobra por su trabajo (aunque no le pague el cliente) y está prestando ese trabajo voluntariamente y quieren hacer su aportación ofreciendo sus servicios, aunque por ellos cobren menos que de manera particular, o porque es otra fuente de clientes e ingresos y quieren o necesitan ese trabajo.